domingo, 8 de marzo de 2009

EN NOCHES COMO LA DE ANOCHE

En noches como la de anoche se respira cofradía. Sólo bastaba adentrarse en el silencio de la oscuridad para ser deslumbrados por una luna espectacular, al tiempo, los sones de las trompetas y los tambores de las bandas iban dejando un aroma cofrade exquisito. ¡podíamos escuchar marchas!, pero no sólo eso, esas marchas eran, en ocasiones, acompañadas por sones de campana de las cuadrillas de anderos que se echaron ayer a la calle para ir ensayando y, por supuesto, "haciendo hombro". Y es que, qué poquito queda y lo poquito que queda, qué bonito es, aprendamos a valorar y a escuchar este trabajo que los miembros de las hermadades están haciendo para dar lo mejor de sí en la vivencia cofrade la próxima Semana Santa.






1 comentario:

Sergio García-Nvas dijo...

En noches como la de anoche se nos venían a más de uno muchas cosas a la cabeza. Han sido muchos esfuerzos, reuniones, quebraderos de cabeza para Juntas de Gobierno, jefes de banda, capataces...que esperan con el alma en vilo el ver cuantos componentes de cuadrillas y bandas asisten a los ensayos, pues es una gran piedra de toque de lo que será la cofradía en la calle en pocas semanas.
Pues sí, en noches como la de anoche, uno se siente, por encima de todo, cofrade.